20170718_105838

100 y 120

compartir

La Pera del Olmo

Ricardo Urquidi

La Liga Regional cumple 82 años de llevarnos a los parques de pelota emociones, vivencias, incertidumbre, angustia, pasión, son ya ocho décadas de convocatoria en que los estadios de la región nacieron, se acondicionaron, se remodelaron hasta convertirse ya en patrimonio de nuestra historia beisbolera.

Aunado a ello a través de los años han surgido rivalidades, duelos que a través del tiempo han perdurado, otros truncado como  la de Jiménez que prefirió nacer como Zona que seguir perteneciendo a la Cuarta Zona.

El más claro ejemplo es el Clásico del Béisbol de Chihuahua: La Sección Once contra El Frisco, rivalidad que ha perdurado hasta nuestros días, podríamos agregar: Asarco contra Mineros , pero no tan solo entre equipos se han dado las épicas batallas, quien no vivió y ha escuchado la confrontación entre Salvador El Zurdo Molinar y Arnulfo El Panzón Arras, toda esta tradición se nos ha inculcado, se nos ha contagiado a través de las pláticas en la bohemia, en la nostalgia, en la sobremesa familiar.

La pasión con la que se vive la Liga Regional es centenaria, tanto en el terreno de juego como en las gradas, como en los directivos, promotores, patrocinadores que rodean la liga, todo ello nos ha llevado a tener un excelente prologo antes de empezar el Campeonato Estatal de Béisbol de Mayores.

Es una liga que exige al máximo, los peloteros a pesar de que llegan del invierno faltos de condición física, sin la debida preparación, son requeridos para ganar el título de la liga más prestigiada en todo el estado, esta sed de gloria, de ir tras del título ha provocado en el pasado, sobre todo en el pitcheo que los brazos pilares de las novenas contendientes, abusen de su fuerza, olvidándose por la enjundia, por el coraje deportivo que hay un paso más adelante y más importante: El Estatal.

Ahora que se ha restringido la actuación de los lanzadores a 100 pitcheos por juego y a 120 por semana, aplaudimos  tal decisión del Comité Regional, la Liga Regional es si un preciado trofeo, un sueño para muchos y realidad para pocos, pero no hay que olvidar que el año apenas comienza, los brazos no están al cien y por consecuencia puede llegar una lesión, todavía estamos en el invierno del calentamiento global y las temperaturas no son nada propicias para los pitcheos rompientes.

Estelares de los Mineros han sufrido infinidad de lesiones en el invierno, ya sea en la Invernal o Regional, frustrando su deseo de jugar en el Estatal, en las actuales circunstancias la Liga Regional se ha convertido en una liga instruccional donde los prospectos tienen una vitrina para poco a poco irse ganando un lugar dentro de los Mineros de Parral, por otra parte es la oportunidad de ver y valorar a los foráneos que llegan a probar fortuna y por último es el marco ideal para que los peloteros que ya se han consolidado entren en forma y prepararse para la máxima justa deportiva estatal.

Vaya pues un reconocimiento por atinada decisión de controlar esa euforia natural de ir tras del título en la Liga Regional sin perjudicar a un posible lanzador que será de gran utilidad para la Furia Gris.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*